Caras pequeñas de MTY

15967634_1209296522485392_1291528753_o.jpg

Había ido el ultimo día del año pasado antes de ir a la Huasteca (una zona de montañas). estaba cerrado  pero sabia que volverían a abrir pues ya había pasado por ese lugar varias veces y lo miraba abierto. No desistiría porque yo tenia un costal enorme con paquetes de  juegos de uniformes de fútbol completamente nuevos y completos, desde calcetas, short y camiseta hasta el número. Los tenia de un equipo  anterior y a parte de ser bonitos estaban  dentro de su empaque original. En mi casa ocupaban mucho espacio y yo quería deshacerme de ellos pero no echarlos a perder quería que tuvieran un uso.

Casualmente de regreso de  mi ultima miniaventura en las Montañas locales  lo encontre abierto y aun tenia la ropa en la cajuela del carro y zas! entro a la bodega misteriosa. Habia una puerta medio cerrada porque hacia frio y con ello una oscuridad. ante mi un pinche lugar enorme lleno de estantes y cosas en venta  y yo viendo atónito .  algunas cosas de las donaciones las ponen en venta. Yo parado viendo todo, mientras una señora husmeaba entre los artículos y otra  que estaba cobrando me miraba y me dice

” No puede pasar con la mochila joven”
La verdad es que me enoje por obvias razones, así que mejor le dije

“aquí podía dejar una ropa..nueva”

A su respuesta fui a mi carro por la bolsota de ropa, le entregue  y me dio las gracias un poco apenada, creo yo.  Me fui a mi casa cansado por la mañana en la montaña y  poco triste porque el ambiente que vi en la bodega me contagio y es difícil de olvidar. solo siento que cualquier cosa que tengamos debemos usarla al máximo dentro de su ciclo de uso convencional. Tampoco me quedaron ganas de regresar :/

Acerca de El largo camino hacia la verdad

Hombre en busca de la verdad
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Caras pequeñas de MTY

  1. g dijo:

    Cuando era niño era común que todos los niños del barrio jugáramos fútbol, en la calle o en un baldío cercano.
    Al leer tu post tuve esa regresión y me imaginé lo chingón que hubiera sido si un día de la nada un extraño nos hubiera regalado uniformes para jugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s